VIOLACION DE HOMBRES

ESTA HISTORIA ES CONTADO POR UN AMIGO DE LA VICTIMA, LA CUAL  SUFRIO VARIAS VIOLACIONES ESTANDO EN LA CARCEL.
Una noche nos quedamos platicando después de una fiesta, una amiga, tres amigos y yo.
Entre ellos estaba un poeta mexicano nos contó que había caído en las garras de la droga “fuerte”, comenzó a robar para obtenerla. Hasta que lo mandaron a la cárcel por intentar robar un cargamento de aparatos electrónicos.
Nos detalló todos los problemas que tuvo al llegar a esa gran cárcel de un condado de California. Como se veía “delicado”, delgado y amigable, todos pensaron que era homosexual. De inmediato lo abordaron dos “blancos” ofreciéndole protección a cambio de que fuera su “mujer”.
Él no los tomó en cuenta, posteriormente llegaron los “latinos”, entre ellos otro mexicano de una banda interna llamada Los Mezzicos. Le agarró las nalgas, le prometió que nadie lo molestaría.
Desde ahí ya no pudo decir que NO, cada vez que podía ese “cuate” lo violaba sin miramientos.
Nos contó llorando que en una noche lo “compartió” con una banda de negros como un “acercamiento” de amistad entre ellos.
Cinco negros lo violaron, lo mandaron al hospital por dos semanas.
Así siguió sus historias de violación en ese lugar.
Salió en 7 años.
Eso nos lo contó por Septiembre, él tenía dos hijas y un hijo, el mayor tenía 18 años. Su esposa vivía con él y con sus hijos.

Un día llegó muy perturbado, hasta pensamos que ya había regresado a las drogas.

Lloró por casi media hora, confesando que ya estaba hasta la madre de su esposa y que ya no regresaría a su casa, que les mandaría dinero a sus hijos, pero que no quería nada más con ella.                                                                                                         No supimos nada más de él por casi dos meses, hasta que llegó una posada en el mes de Diciembre. Yo estaba a un lado de la puerta de la casa donde hacíamos la fiesta, escuché mi nombre, pero en forma como susurro, me decía

-Adan, Adan ¿puedo pasar?                                                     -Claro pásale.                                                                                        Vi a una mujer con minifalda azul clara y una blusa roja. -Pásale, aquí todos son bienvenidos.                                          -No güey fíjate bien quien soy ¿qué no me reconoces?              -Pues no no se quien eres.                                                           -Soy yo Arturo, pendejo ¿pues que no me ves mi jeta de Puto?

-Pinche Arturo ¿pues qué te hiciste? ¿Vas al carnaval de La Castro o que chingados?                                                               -No me llames más Arturo, soy Alondra pa’ los cuates.            -No mames, por lo menos te quitaste las pinches barbas de nopal que tenías, pero eso sí tu voz “aguardientosa”, va estar cabrón que te la quites.

-Pinche Adan no manches, si ya estoy tomando algo para eso.   -¿Y las tetas que traes, son prótesis o ya te siliconaste? -Tócalas güey, son de calidad…                                                    Así llegó a nuestras vidas una nueva amiga y se fue un excelente amigo.

No puedo decir si lo que pasó ese año fue por causa de la cárcel, por su vida pasada o por lo que sea, jamás se me ocurrió juzgarlo.
Respetamos su decisión sin “confesarlo”, así lo decidió y así fue.

LOS HOMBRES DE ESTE GRUPO QUEDARON UN POCO TRAUMADOS PERO CLARO  COMO ESTA SOCIEDAD ESTA VISTA DE QUE A LAS MUJERES SON LAS QUE MAS VIOLAN Y ESO YA LES PARECE NATURAL DE IGUAL MODO NO COMPARTIMOS UNA VIOLACION NI QUE SEA EN HOMBRES,  MUJERES Y MUCHO MENOS EN NIÑOS.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s